ELECTROTERAPIA / Clínica Corpore Salamanca / Zamora

La electroterapia se basa en el comportamiento del organismo ante las aplicaciones de las técnicas que comportan la aplicación de energía eléctrica, energía magnética, electromagnética combinada, luz, e incluso ultrasonidos, aunque estos no están formados por energía electromagnética.

Cuando se aplica una corriente eléctrica al organismo humano se producen los siguientes efectos específicos:

Efectos primarios o físico-químicos: son dos principalmente, el efecto térmico determinado por la anteriormente vista Ley de Joule, y el efecto químico en el que se produce una liberación de iones que se desplazan, dando lugar a alteraciones en la permeabilidad de la membrana, variando la composición química de la estructura íntima de los tejidos.

Efectos secundarios o fisiológicos: vasodilatación, analgesia y acción excitomotriz. Indicaciones y contraindicaciones: Es muy difícil determinar las indicaciones generales de la electroterapia dado que existen multitud de aplicaciones diferentes: corrientes galvánicas, ininterrumpidas, cuadrangulares, ultrasonidos, infrarrojos, etc. Cada una de estas técnicas tiene unas indicaciones y contraindicaciones específicas.

Como norma general encontraremos dos grandes tipos de efectos: el vasomotor y el efecto analgésico. El efecto vasomotor y trófico sirve para aumentar el riego sanguíneo y mejorar el retorno venoso, mientras que el efecto analgésico puede evitar dolores de origen neurológico, muscular y/o articular.

SI DESEA MÁS INFORMACIÓN

CONSULTENOS SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política